La fiebre por el marfil del mamut lanudo

15.02.2019

Con la prohibición del comercio internacional de marfil de elefante, los traficantes recurren cada vez más a una alternativa sorprendentemente abundante: los colmillos de mamuts lanudos conservados en el permafrost siberiano. ¿Pero a qué precio?

Esta “carrera de mamut”, como lo describió un coleccionista, está ocurriendo principalmente en Yakutia, un área del norte de Siberia que es aproximadamente cinco veces más grande que Francia. Esta región está absolutamente llena de restos de mamuts lanudos, una especie que se extinguió hace unos 10.000 años. Durante el Pleistoceno, Yakutia, que bordea el Océano Ártico, fue el hogar de un número incalculable de mamuts lanudos, que dominaron el paisaje durante miles de años. Hoy en día, Yakutia está cubierta de permafrost, y los restos congelados de estas criaturas majestuosas a menudo se pueden encontrar sobresaliendo de la superficie.

En Rusia, todo lo que se necesita para explorar e intercambiar marfil de mamut es un permiso, y la práctica no está completamente regulada. Es más, los mamuts lanudos no están protegidos por acuerdos internacionales sobre especies en peligro de extinción porque, bueno, no están en peligro, están extintos .

[Para más info, clickea aquí]