Revisionando el modelo de Memoria de Trabajo en Arqueología Cognitiva, por Wynn y Coolidge

Captura de pantalla 2019-02-07 a las 15.28.00

“Las funciones ejecutivas evolucionaron conforme mejoró la capacidad de la memoria de trabajo. La MT es el “espacio” de resolución de problemas activo de la mente moderna. Usamos el SEC de la MT para construir analogías, realizar experimentos, hacer planes de contingencia e incluso hacer metáforas.”

Wynn y Coolidge (2011) centran su interés en las implicaciones que la Mente Extendida tiene para la memoria de trabajo, cuyo efecto primordial es extender la capacidad de la MT al aliviar la necesidad de mantener la información en el búfer episódico, liberando así la capacidad para los componentes de procesamiento del ejecutivo central como por ejemplo la escritura, los números,  las calculadoras, etc. Las implicaciones que en general tuvo la memoria de trabajo mejorada fueron varias, y su aparición se extiende desde hace 30 ka, aunque probablemente podamos retrotraernos hasta los 80ka e incluso a la aparición de los HAM.

Desde la Arqueología Cognitiva, nos explican que esta mente de los objetos permitió una mejora cualitativa tanto del ejecutivo central como del búfer episódico de Baddeley (1974, 2001) gracias a los sistemas externos y que no se puede explicar por el aprendizaje procedimental exclusivamente. 

Estos sistemas no necesitan ser artefactos. Uno puede, por ejemplo, contar con los dedos, pero a menudo son elementos artificiales, lo que nos da una vía para seguir el pasado prehistórico a través del registro fósil que incluye además de restos humanos, artefactos construidos. Está íntimamente relacionada con la teoría del Compromiso Material de Malafouris (2004).

Su desarrollo influyó determinantemente en la noción de la gestión de tiempo y otros recursos. Por ello, hablamos de decostrucción del espacio-tiempo en precisamente eso, espacio y tiempo. El espacio se objetiva con la referencia a objetos fácilmente observables, inmóviles y permanentes mientras que el concepto del tiempo nace del orden de sucesión de los hechos que tienen lugar en el espacio ya mencionado La mutua relación entre estos dos conceptos, se define como la capacidad desplazar la acción en el tiempo y en el espacio fuera de las limitaciones del aquí y ahora (Rivera, 2005).

 

[Para más info, clickea aquí]