Paleoantropología (2). El neandertal como individuo.

Paleoantropología & Paleoneurología

 

La evidencia de que los neandertales capturaron aves y usaron sus plumas para decorar, junto con los descubrimientos recientes del arte rupestre de esta especie, como en Gibraltar y la Pasiega, están desafiando nuestras ideas preconcebidas de la brecha cognitiva entre los neandertales y los seres humanos modernos.

Los neandertales (Homo neanderthalensis) fueron, seguramente, la última especie o una de las últimas especies homininas en cohabitar con la nuestra, apareciendo en el registro fósil europeo hace 230.000 años hasta hace unos 32.000 años, que desaparecieron definitivamente (Hublin, 2009), probablemente debido a fluctuaciones propias de los cambios climáticos de la época, la llegada de los seres humanos modernos desde África, la extinción de megafauna de la cual eran dependientes, diversas catástrofes medioambientales y cierta inviabilidad demográfica (esto es, poblaciones muy pequeñas) que trataré en otras entregas. Fueron, en comparación a los sapiens, unos humanos arcaicos mucho más robustos, de extremidades gruesas y cortas, probablemente adaptaciones propias de la presión ambiental que supuso el frío glacial. Pese a no descender de ellos, pues tuvimos nuestro último ancestro en común con ellos hace entre 765.000 y 550.000 años y su evolución fue paralela a la nuestra (Rogers et al., 2017), existe un amplio consenso sobre la absorción de parte del genoma neandertal vía hibridación, algo que ocurrió con certeza por última vez hace entre 65.000 y 47.000 años (Pääbo, 2012).

Con ellos compartimos algo más que parte de su genética (~1,6-4,7%), mitocondrial en prácticamente su totalidad. La imagen que nos hemos creado a lo largo de las últimas décadas, la de hombres y mujeres embrutecidos e insensibles con baja inteligencia y casi nula sensibilidad social (Spikins, 2016), afortunadamente la hemos ido desmontando a lo largo de los últimos años, pero con ciertas limitaciones pues han habido varias tendencias diferentes con una perspectiva negativa o escéptica en la atención médica de los neandertales (Spikins, 2017).

Clive Finlayson recurre a nuevas evidencias para revertir la vieja imagen del neanderthal y nuestra relación con ellos en su nuevo libro, The Smart Neanderthal, donde anula el pensamiento actual sobre los neandertales y la “revolución cognitiva” humana utilizando nuevas pruebas sobre su arqueología cognitiva, separando sus diferentes culturas y rituales de lo que entendemos como simbolismo moderno y teniendo en ellos, probablemente, unos iguales en términos cognitivos. Clive Finlayson es un biólogo evolutivo cuyas áreas de investigación se centran en las aves y la ecología del comportamiento de los neandertales. Ha sido el Director de Excavaciones en los sitios de Neanderthal en Gibraltar desde 1989, y ha estado involucrado en los principales descubrimientos recientes, incluido el del primer grabado conocido hecho por un Neanderthal, el famoso hashtag.

 

9780198797524.jpg

 

[1ª parte][3ª parte]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s